Restaurar una cómoda castellana con pinturas de tiza

Muchos somos los que tenemos antiguos muebles castellanos en casa que no nos terminan de gustar pero no queremos deshacernos de ellos… ¿te suena? A nosotros nos pasaba con una antigua cómoda castellana y decidimos darle un buen lavado de cara para ponerla en mi habitación de estudio. En este post os enseñamos cómo restaurar una cómoda castellana de manera fácil y sencilla con pinturas de tiza.

Lo que hemos hecho es darle color al mueble y pintarles unas flores en blanco, a juego con los tiradores.

Materiales:
  • Cómoda o mueble castellano que quieras restaurar
  • Pintura a la tiza (nosotros compramos la que venden en Leroy Merlin: Chalky Finish de Xylazel). Hemos utilizado 2 colores: azul, como color principal, y blanco roto, para darle matices y conseguir un efecto envejecido.
  • Brochas, para darle color al mueble
  • Pinceles, para pintar las flores
  • Tizas
  • Cera protectora (nosotros hemos usado la de Chalk Paint que os contamos cómo aplicar en el post de nuestra leñera).
  • Nuevos tiradores, si quieres renovar un poco más la estética del mueble (opcional)
Herramientas:
  • Esponja
  • Barreño pequeño
  • Trapo

Depende de si tu mueble tiene tiradores o elementos metálicos que quieras retirar, es posible que necesites destornilladores.

Dificultad: sencillo

Tiempo de trabajo: pintar el mueble depende de su tamaño, pero con un par de horas deberías tener. Tras el secado, necesitas otro par de horas para la decoración, dejarlo secar y otro par de horas para aplicar la cera protectora.

Cómo se hace:

Antes de empezar, limpia bien toda la superficie del mueble que quieres restaurar. Es suficiente con que lo limpies con un paño un poco húmedo, para quitarle el polvo y restos de productos de limpieza que pueda tener. No utilices para esto productos de limpieza de muebles, puesto que estarías aplicando una capa protectora que dificultaría la adhesión de la pintura.

Restaura una cómoda castellana con pinturas de tiza
Aspecto inicial de nuestra cómoda castellana

Lo siguiente que debes hacer es dejar la estructura de madera del mueble castellano limpia. Es decir, quitarle los tiradores y apliques de hierro que pueda tener.

  1. El primer paso de la restauración es darle al mueble una mano homogénea de pintura del color que quieras pintarlo. La pintura Chalk Finish es muy fácil de extender con brocha y cubre mucho con sólo una mano de pintura. Además, como la idea es dar un efecto de mueble desgastado, ¡no es necesario dar una segunda capa!
    Restaura una cómoda castellana con pinturas de tiza
    Dale una mano de pintura del color principal y deja secar según indicaciones del fabricante (para Chalk Finish, al tacto notarás la pintura seca en 30 minutos pero para dar otra capa es preciso esperar unas 4 horas).

     

  2. Una vez seco, puedes continuar con la decoración de la cómoda. Nosotros le hemos dado un toque desgastado con pintura blanca Chalk Finish. Para ello, hemos mezclado un poco de pintura con agua en un barreño y hemos humedecido la esponja. Con la esponja húmeda (pero no muy mojada), hemos restregado el mueble; de esta manera hemos conseguido que se marquen unas vetas y, a la vez, que se difumine un poco la pintura azul, dejando ver un poco el color de la madera original. ¡De esta manera, conseguimos un efecto desgastado muy natural y de manera muy sencilla! En la foto puedes apreciar el efecto ¿te gusta?
    Restaura una cómoda castellana con pinturas de tiza
    Efecto desgastado. Para conseguirlo, utiliza una esponja humedecida con agua y una gota de pintura y pásala por toda la superficie del mueble.

     

  3. Es el momento de empezar con los detalles decorativos. Nuestra idea era pintar la cómoda con florecitas, para lo que estuvimos mirando diferentes referencias (¡cada cual más bonita!) y nos decantamos por pintar flores blancas sencillas. El primer paso para pintarlas es marcar con tiza los trazos por donde quieres que vayan las flores.
    Marca los trazos de las flores con tiza.
    Marca los trazos de las flores con tiza de manera muy suave.

     

  4. A continuación, utiliza los pinceles y la pintura blanca para pintar las flores. Para dar el efecto de margaritas, fui posando el pincel de maneras sucesivas para que parecieran pétalos superpuestos.

    Restaura una cómoda castellana con pinturas de tiza
    Posa el pincel de maneras sucesivas para conseguir el efecto de pétalos de una flor.

Pinta tantas flores como te gusten ¡y ya tienes el trabajo difícil hecho! Puedes poner tantas florecitas como te gusten; aquí te mostramos algunos detalles de nuestra cómoda:

Restaura una cómoda castellana con pinturas de tiza
Detalles florales de nuestra cómoda castellana

Una vez se seque la pintura, pueden darle el acabado protector que prefieras. Nosotros le hemos dado una capa de cera, igual que hicimos con la leñera: este acabado protege la pintura para que no se te arañe el mueble cuando lo uses y es muy fácil de dar.

Por último, ponle los tiradores a los cajones ¡y lista para usar!

¿Qué te parece el cambio?
Restaura una cómoda castellana con pinturas de tiza
Antes y después de una cómoda castellana.

Te animamos a que hagas un lavado de cara a tus muebles castellanos y ¡los compartas con nosotros! Y recuerda que si tienes cualquier duda o consulta, puedes pedirnos consejo, que estaremos encantados de ayudarte; déjanos un comentario o escríbenos un e-mail 😉 y ahora te toca a ti, así que…. ¡Manualidades a la obra!

Decorar una leñera con chalk paint

¿Te gustó la leñera que preparamos para nuestra casa? Esta leñera rápida de hacer es útil de por sí, pero le faltaba un toque de color (que le daremos con chalk paint) que rematara el mueble y diera color también a nuestro salón.  Y ahí entro yo, que me encantan los colores.

Leñera
Leñera para una casa con chimenea. Descubre cómo hacerla en nuestro post “Una leñera para una casa con chimenea”

Tenía la idea de pintar la leñera de un tono alegre y aplicarle un efecto de azulejos en la parte superior. No quería comprar azulejos porque es costoso encontrar diferentes azulejos que combinen y sean económicos, así que decidí probar con diferentes papeles de scrapbooking y aplicarles cola blanca protectora para darles un toque de brillo y efecto de azulejo. Además, le di un toque envejecido que le da un toque hogareño ideal.

¡Es muy sencillo! Pero vamos por partes:

Materiales:
  • Pintura Chalk Paint del color que más te guste
  • Papeles decorados (nosotros usamos papel de scrapbooking)
  • Cola blanca rebajada con agua (o cola Styl’ Patch usada para decoupage)
  • Cera incolora
  • Aceite de trementina
  • Aceite de linaza
  • Oleo marrón
Herramientas:
  • Brocha para Chalk Paint
  • Pinceles
  • Lija fina
  • Martillo y clavo (o algo punzante)

Dificultad: sencillo

Tiempo estimado total (contando secado): 72 horas

Pasos:
  1. Limpia de polvo todas las superficies de la leñera.

    Decora la leñera
    Paso 2: pinta la leñera del color que más te guste con Chalk Paint
  2. Pinta directamente la leñera con la pintura Chalk Paint. Es ideal porque no necesita ningún tipo de tratamiento previo. Déjalo secar entre 12 y 24 horas. Nosotros la pintamos de verde y blanco roto.
  3. Recorta los papeles de scrapbooking para formar una cuadrícula de 9 papeles combinados. Nosotros aprovechamos para tapar con los papeles la cabeza de los tornillos de la parte superior, y dejar así la superficie limpia.
  4. Pega los papeles en la superficie de la leñera con cola blanca: debes extender la cola con pincel en la superficie y después pegar el papel. A continuación, con el mismo pincel, da una capa de cola sobre el papel; esto protegerá la superficie para que no se dañe con el uso. Para esto la cola Styl’ Patch es ideal, porque es muy resistente y podrás apoyar cosas sobre el mueble sin problema de deterioro (siempre con cuidado, claro!)
  5. También puedes decorar la parte vertical para dar más uniformidad, aunque debes tener en cuenta que casi toda esta superficie estará cubierta con leña; nosotros decoramos sólo la parte superior. Déjalo secar 1 hora aproximadamente.

    Consiuge un efecto de azulejos con papeles de scrapbooking
    Con papeles de scrapbooking puedes conseguir un efecto de azulejos que después envejeceremos.
  6. El siguiente paso es envejecer el mueble. Todo depende del efecto que quieras conseguir (también puedes dejarlo sin envejecer si lo prefieres).
    Detalle leñera de efecto envejecido con marcas hechas con un clavo.
    Ayúdate de algo punzante para hacer marcas en el mueble y darle un efecto de mueble usado.

    Lo primero que hicimos es marcar con un clavito y un martillo varios picotazos y “roturas”, como si estuviera gastado por el uso o incluso hubiera tenido termitas. Es sencillo y le da un toque más rústico.

  7. Después, le dimos un tono oscuro para conseguir el efecto de usado. Para esto puedes utilizar muchas técnicas: con cera especial, betún de Judea, pintura más oscura, etc. Venden muchos productos ya hechos en tiendas de manualidades, pero nosotros utilizamos una pátina casera fácil de hacer con aceite de trementina, linaza y oleo color marrón (haremos un post próximamente sobre cómo preparar esta pátina).
  8. Con un pincel ve dando pátina por las esquinas y bordes para conseguir un efecto envejecido. Recuerda que en los muebles viejos las partes más sucias y viejas se encuentran en esas partes. Déjalo secar entre 12 y 24 horas.
  9. Una vez todo seco, encera la leñara con cera Chalk Paint y déjalo secar antes de usarla.
    Leñera color verde
    Leñera decorada con toque envejecido

    ¿Qué te parece el resultado? De manera sencilla conseguimos un mueble práctico, alegre y 100% DIY.

    Si tienes alguna duda de cómo lo hicimos o quieres que te aconsejemos para hacer tu leñera, déjanos un comentario o escríbenos ¡estamos encantados de ayudarte!